LOGO

BREVES NOTAS SOBRE MEDIDAS URGENTES FRENTE AL IMPACTO SOCIAL Y ECONÓMICO DEL COVID-19

Después de proceder al análisis en profundidad del Real Decreto Ley 8/2020, de 17 marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, a continuación, pasamos a exponerles los puntos más importantes en materia laboral.

 

Medidas de flexibilización de los mecanismos de ajuste temporal de actividad para evitar despidos.

 

SUSPENSIÓN DE CONTRATOS Y REDUCCIÓN DE JORNADA POR FUERZA MAYOR.

 

La suspensión de contratos y reducción de jornada que tenga su causa directa en pérdidas de actividad como consecuencia del COVID-19, incluida la declaración del estado de alarma, que tendrán la consideración de provenientes de situaciones de fuerza mayor siempre que impliquen:

 

1 - Suspensión o cancelación de actividades.

2 - Cierre temporal de locales de afluencia pública, restricciones en el transporte público y, en general, de la movilidad de las personas y/o mercancías.

3 - Falta de suministros que impidan gravemente continuar con el desarrollo ordinario de la actividad.

4 - Situaciones urgentes y extraordinarias debidas al contagio de la plantilla o la adopción de medidas de aislamiento preventivo decretados por la autoridad sanitaria, que queden debidamente acreditados. Parte de baja médica.

 

Para poder aplicar los puntos 1 y 2 como motivadores de fuerza mayor su actividad deberá estar incluida en alguna de las que a continuación se relacionan:

 

A)    ORDEN 338/2020, de 9 de marzo, de la Consejería de Sanidad, por la que se adoptan medidas preventivas y recomendaciones de salud pública en la Comunidad de Madrid como consecuencia de la situación y evolución del coronavirus (COVID-19).

Fecha del hecho causante de la fuerza mayor 11/03/2020

 

En el ámbito docente: La suspensión temporal de la actividad educativa presencial en todos los centros y etapas, ciclos, grados, cursos y niveles de enseñanza, incluidos en el artículo 3 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación.

 

Las enseñanzas que ofrece el sistema educativo son las siguientes:

 

a) Educación infantil.

b) Educación primaria.

c) Educación secundaria obligatoria.

d) Bachillerato.

e) Formación profesional.

f) Enseñanzas de idiomas.

g) Enseñanzas artísticas.

h) Enseñanzas deportivas.

i) Educación de personas adultas.

j) Enseñanza universitaria.

 

B)     RD 463-2020 DE MARZO DECLARACIÓN ESTADO DE ALARMA

Fecha del hecho causante de la fuerza mayor 14/03/2020

 

Artículo 9. Medidas de contención en el ámbito educativo y de la formación.

 

1.Se suspende la actividad educativa presencial (a nivel nacional) en todos los centros y etapas, ciclos, grados, cursos y niveles de enseñanza contemplados en el artículo 3 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, incluida la enseñanza universitaria, así como cualesquiera otras actividades educativas o de formación impartidas en otros centros públicos o privados.

2.Durante el periodo de suspensión se mantendrán las actividades educativas a través de las modalidades a distancia y <<on line>>, siempre que resulte posible.

 

Artículo 10. Medidas de contención en el ámbito de la actividad comercial, equipamientos culturales, establecimientos y actividades recreativas, actividades de hostelería y restauración, y otras adicionales.

 

1.Se suspende la apertura al público de los locales y establecimientos minoristas, a excepción de los      establecimientos comerciales minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad, establecimientos farmacéuticos, médicos, ópticas y productos ortopédicos, productos higiénicos, peluquerías, prensa y papelería, combustible para la automoción, estancos, equipos tecnológicos y de telecomunicaciones, alimentos para animales de compañía, comercio por internet, telefónico o correspondencia, tintorerías y lavanderías. Se suspende cualquier otra actividad o establecimiento que a juicio de la autoridad competente pueda suponer un riesgo de contagio.

 

2. La permanencia en los establecimientos comerciales cuya apertura esté permitida deberá ser la estrictamente necesaria para que los consumidores puedan realizar la adquisición de alimentos y productos de primera necesidad, quedando suspendida la posibilidad de consumo de productos en los propios establecimientos.

En todo caso, se evitarán aglomeraciones y se controlará que consumidores y empleados mantengan la distancia de seguridad de al menos un metro a fin de evitar posibles contagios.

 

3. Se suspende la apertura al público de los museos, archivos, bibliotecas, monumentos, así como de los locales y establecimientos en los que se desarrollen espectáculos públicos, las actividades deportivas y de ocio indicados en el anexo del presente real decreto.

 

4. Se suspenden las actividades de hostelería y restauración, pudiendo prestarse exclusivamente servicios de entrega a domicilio.

 

5. Se suspenden asimismo las verbenas, desfiles y fiestas populares.

 

Aquellas empresas que decidan aplicar la suspensión de contratos o reducciones temporales de jornada en base a situaciones de fuerza mayor aplicarán el procedimiento establecido para los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), conforme al procedimiento establecido en la normativa.

 

-         La existencia de fuerza mayor deberá ser constata por la autoridad laboral.

 

-         La resolución de la autoridad laboral se dictará en el plazo máximo de 5 días desde la presentación de la solicitud. Previamente, si procede, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social emitirá informe a la autoridad laboral. Dicho informe de la Inspección de Trabajo deberá expedirse en un plazo no superior a 5 días.

 

-         La resolución de la autoridad laboral deberá limitarse a constatar la existencia, cuando proceda, de la fuerza mayor alegada por la empresa, corresponderá a la empresa la decisión sobre la aplicación definitiva de suspensión de los contratos o reducciones de jornada.

 

-         Los efectos de la suspensión de contratos o reducción de jornada basados en fuerza mayor surtirán efecto desde la fecha del hecho causante de dicha fuerza mayor.

 

Una vez obtenida la preceptiva autorización de la autoridad laboral la Asesoría comunicará, a través de Sistema Red, a la Tesorería General de la Seguridad Social, la suspensión de los contratos.

 

1-     Situación de los trabajadores tras la comunicación a la TGSS de la suspensión de sus contratos por fuerza mayor.

 

-         Los trabajadores una vez se informe de que ha quedado tramitada la suspensión de su contrato por fuerza mayor deberán solicitar la prestación de desempleo al Servicio de Empleo Estatal por medios telemáticos ya que las oficinas del SEPE han comunicado su cierre del servicio de atención presencial desde el pasado 16 de marzo.

 

-         Con independencia de tener o no el periodo de carencia exigible para el cobro de la prestación contributiva pasarán a percibir el 70% de su Base Reguladora durante un máximo de 6 meses, pasando posteriormente al 50%, hasta que finalice el hecho causante de la suspensión contractual, o de reducción de jornada.

 

-         El periodo de prestación no será descontado a los efectos de consumir los períodos máximos de percepción establecidos.

 

-         En estos casos, la presentación de las solicitudes de prestación y subsidio por desempleo realizadas fuera de los plazos establecidos legalmente (15 días hábiles), no implicarán la reducción del derecho a la prestación correspondiente.

 

2-     Medidas extraordinarias en materia de cotización en relación con suspensión de contratos y reducción de jornada por fuerza mayor relacionados con el COVID-19.

 

-         Las empresas de menos de 50 trabajadores que apliquen suspensiones de contratos o reducciones de jornada por fuerza mayor estarán exoneradas al 100% del abono de la aportación empresarial por contingencias comunes (23,6% de la base de cotización) así como las cuotas por Desempleo y Formación Profesional. En el caso de empresas con 50 o más trabajadores la exoneración será del 75%.

 

-         La exoneración de cuotas se aplicará por la TGSS a instancia del empresario, previa comunicación de la identificación de los trabajadores y del periodo de suspensión o reducción de jornada. Verificando que los trabajadores afectados tengan reconocida la correspondiente prestación por desempleo por el SEPE.

 

SUSPENSIÓN DE CONTRATOS Y REDUCCIÓN DE JORNADA POR CAUSAS ECONOMICAS, TÉCNICAS, ORGANIZATIVAS Y DE PRODUCCION.

 

En los supuestos en los que no pueda ser considerada la circunstancia de fuerza mayor como origen de la suspensión de contratos o reducciones de jornada y, la empresa decida aplicar dichas suspensiones o reducciones por causa económica, técnica, organizativa y de producción, se aplicarán ciertas especialidades respecto del procedimiento ordinario recogido en la normativa reguladora de estos expedientes.

 

Habrá que conformar representación legal de los trabajadores o, en su caso, comisión representativa de trabajadores de la propia empresa. Todo ello en un período máximo de cinco días.

 

El periodo de consultas entre la empresa y la comisión o representación de los trabajadores no deberá exceder de siete días.

 

El informe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, cuya solicitud será potestativa para la autoridad laboral, estará expedido en el plazo improrrogable de 7 días.

 

Tras la comunicación de la decisión empresarial a la Autoridad Laboral, el empresario podrá proceder a comunicarlo a los trabajadores y la suspensión surtirá efectos a partir de la fecha en que el empresario haya comunicado su decisión a la Autoridad Laboral.

 

En este caso, la empresa continuará haciéndose cargo del 100% de las cotizaciones sociales, y a los trabajadores se les reconoce el derecho a la prestación contributiva por desempleo, aunque carezcan del periodo de ocupación cotizada mínimo necesario para ello, y no computa el tiempo en que se perciba la prestación a efectos de consumir los periodos máximos de percepción establecidos.

 

19 de marzo de 2020

 

 

Asesoría jurídica

NIETO PRETEL